sábado, 21 de enero de 2017

EL MAGO DE OZ de L. FRANK BAUM





el mago de oz

L. Frank Baum
Páginas: 277 · Precio: 8'95 · Autoconclusivo
Editorial Penguin Clásicos

Arrancada de su hogar en Kansas por un huracán, la pequeña Dorothy aterriza en un mundo desconocido. Comienza así una travesía junto a su perro Toto en busca de la única persona capaz de devolverlos a casa: el Mago de Oz. Durante el viaje hasta Ciudad Esmeralda, donde el hombre vive, se enfrentarán a un sinfín de obstáculos y peligros, pero contarán también con inestimables aliados: un espantapájaros sin cerebro, un león sin coraje y un hombre de hojalata sin corazón.
La primera palabra que podría definir la lectura de este clásico es: simple. Pero me explico: no es simpleza, más bien simplicidad lo que hallas en este libro. He de decir que nunca he visto la película (quizás un crimen no haber visto ese clásico), pero nunca se me había presentado la ocasión. Ahora agradezco no haberla visto. He cogido el libro con más ganas. Y mencionaba esto porque no sé si en la película se emplea esa manera de expresarse tan simple. Pero no digo que sea malo. Es un registro diferente, que te permite abarcar con agilidad la lectura, y a la vez dejar que tu imaginación pueda volar. Es más que suficiente leer al narrador contando los detalles escuetos de las aventuras de Dorothy por ese mundo insólito.

La historia que cuenta El Mago de Oz encierra mucho significado, tal y como explica en sus 32 páginas de introducción Jack Zipes. Puede ser un poco pesada, pero reconozco que ayuda a sacarle más jugo al libro y entender la imaginación de su autor. El resto del libro es muy llevadero, con capítulos cortos, e ilustraciones en blanco y negro muy vintage.

La historia, quizás sabida por la mayoría, cuenta las aventuras de una dulce niña que se ve arrastrada por un huracán y aterriza (con casa incluida) en un extraño mundo. Al salir a inspeccionar el lugar y pedir ayuda comienza su historia. Conoce a una serie de personajes muy pintorescos que la ayudarán a conseguir su objetivo de volver a Kansas. Ella a la vez, ayudará a sus amigos a conseguir las cosas que tanto ansían. Y así es como todos juntos emprenden el camino a ciudad Esmeralda para encontrar al Mago de Oz, a quien nadie ha visto nunca, y que pueda concederles a todos sus deseos.

Al no saber nada del libro, me sorprendió mucho el personaje del Mago de Oz. Y sobre todo, destacaría de este libro que a pesar de su sencilla historia y la simplicidad de la narración, este encierra una simbología interesante, contraponiendo el mundo utópico de Oz con la sociedad estadounidense de finales del siglo XIX y sus carencias. Además, me gustan todos los libros que te hacen reflexionar, y este es uno de ellos. Hace reflexionar en las relaciones, el comportamiento humano y la ignorancia de nuestras propias virtudes y habilidades. No sabía que se le podría sacar tanto jugo. Sin duda, un clásico que merece la pena incluir en nuestra lista de lecturas obligatorias de todos los tiempos; muy recomendable, especialmente para los analistas literarios y cinéfilos.



¡Hasta más leer!
Joa

6 comentarios :

  1. ¡Hola!

    Me alegra que te haya gustado ^^ A pesar de lo bien que nos hablas de la novela y de la cantidad de críticas positivas que he leído desde hace bastante tiempo, reconozco que a mí no me llama demasiado esta historia y dudo mucho que la lea =/ Quizá me esté perdiendo una gran novela, pero por el momento no tengo pensado a leerla, así que la dejo pasar :')

    Gracias por la reseña. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Tiene mucho que no escuchaba hablar del libro de Mago de Oz y me sorprende que no hayas visto la película, realmente yo la he visto demasiadas veces....
    La cuestión es que me encanta tu reseña, es verdad que hay muchas similitudes con los movimientos sociales y culturales que hubo en la época, pero recordemos que esto ha pasado en muchas historias.
    Gracias por una reseña tan completa
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco he visto la película nunca XD, pero lo cierto es que la historia nunca me ha llamado la atención. Algún día la terminaré leyendo, pero no es su momento ahora mismo.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Yo sí que he visto la película (y varias veces). El libro no lo he leído (y lo más grave de todo es que hasta ahora no me había planteado hacerlo). Ahora me están entrando unas ganas locas de hacerme con él.
    Gracias por la reseña!!!

    ResponderEliminar
  5. hola,
    me encanta este cuento y he visto las peliculas que hay sobre este cuento, con personas, en dibujos... y me encanta. Lei el cuento cuando tenia 14 o 15 años... pero no me importaria volver a hacerlo

    besotes folloneros

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que cuando estaba en el colegio nos hicieron leer en inglés una versión adaptada de este clásico, y me entretuvo bastante, así que no me importaría leer la versión original, que, a pesar de su simplicidad, parece que se disfruta bastante *-* Yo tampoco he visto ninguna de las adaptaciones cinematográficas, pero, como dices, es mejor así porque se disfruta mucho más de la lectura.
    Esa edición me tiene enamorada, así que a ver si me puedo hacer con ella :P
    Por cierto, me quedo por aquí. Te invito a pasarte por mi blog, si te apetece :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar